Los Mumit y el árbol de lenzo – Francisco Javier Guerrero de Gomar

Mumit Portada

Como ya sabéis, hace poco tuve el placer de presentar este libro en San Fernando, aquí os dejo su reseña para que os agáis una idea y animaros a su lectura.
A grandes rasgos la obra nos narra las aventuras de los Mumit, unos gnomos pequeños y gruñones que desean que su tierra destaque por encima del resto, siendo la más bella. Para ello cuidan con esmero del lenzo, un árbol mágico del cual extraen el jugo de hojas de garlo al que los Mumit llaman zumo de lenz. Esta comunidad basada en la agricultura se enfrenta, como en todas las grandes obras, a unos enemigos terribles, la bruja Sentemer y su hermana Sura Madian que pretenden dominar todos los reinos.
Este libro, aparentemente infantil, nos recuerda valores que debemos transmitir de generación en generación como el amor por la naturaleza y los animales, que se desprende a lo largo de toda la obra. También, mediante la alianza entre los elfos, los Mumit y las hadas, nos habla de cómo los pueblos son más fuertes si se unen y luchan por un bien común.
Es una lectura de gran trasfondo. Los niños podrán disfrutar de un cuento cautivador y a la vez aprender distintas enseñanzas que pueden apreciarse como el tratamiento en la obra de las diferencias sociales, a través de una inocente y tierna historia de amor entre una princesa y un humilde agricultor.

Otro aspecto muy interesante de la obra son las bellas y ricas descripciones, no sólo de los paisajes idílicos que nos muestra si no del ambiente y las sensaciones que tienen los diferentes personajes a lo largo del libro. Esto lo hace con un vocabulario rico y variado que consigue atraer al lector.
Personalmente a mí me han llamado la atención algunas frases que me he permitido el lujo, con el permiso del autor, de extraer:

  • El poder de esta magia oscura hace que no tarden en conseguir casi todos sus deseos, porque no es una magia pura que haya que ejercitarla ni aprenderla, es como una posesión desde que pasan al lado de lo malvado y parece que hay algo o alguien que las guía

Creo que en esa frase se aprecia claramente la necesidad del aprendizaje y de sus recompensas a largo plazo. La destaco porque a mi parecer es algo que en la actualidad se está perdiendo por la necesidad que tiene la juventud de una recompensa inmediata y no valoran adecuadamente el esfuerzo.

La otra frase que quiero citar es:

  • Te cuento todo esto porque quiero que aprendas una cosa, quiero que aprendas a no ser nunca avariciosa, y el día que seas la reina tienes que poner todo el empeño en ser buena y justa con todos

Me llamó la atención porque nos habla del gobierno justo y de cómo deben transmitirse los valores desde el propio núcleo de la familia, ya que es una conversación entre una madre y su hija.

Si necesitan alguna otra razón para leer esta obra, les diría que describe al pueblo Mumit como Tolkien a los Hobbit, con el mismo cariño y atención a los detalles. Nos da tantas referencias sobre su gobierno y sociedad que te llegan a parecer un pueblo real. Otro detalle que me recordó a ese ilustre escritor fue que incluía una canción en la obra.
Para finalizar, y aunque suene a tópico, quiero recomendar este libro a todos. No sólo a aquellos que tengan niños y quieran regalarles con un maravilloso cuento, si no también a los adultos que quieran volver a sentir la magia y la ilusión de los cuentos clásicos de nuestra infancia que nos hicieron ser grandes lectores.

2 pensamientos en “Los Mumit y el árbol de lenzo – Francisco Javier Guerrero de Gomar

  1. Gracias por esa pedazo de presentación que me regalaste, y como no podía ser de otra forma, diste al acto una gran solemnidad. Gracias

  2. Amigo.
    No queria dejar escapar esta oportunidad no solo para desearte un gran año nuevo de prosperidad y creatividad como nos tienes acostumbrados.
    Gracias por esta aportacion literaria que te hece grande como persona y nos hace sentir a los demas especiales al leerlo.
    Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.