X-Men: Días del futuro pasado

x_men__days_of_future_pastEste fin de semana he ido a ver la nueva de X-Men. No me cansaré de repetirlo, ya sabéis que me gustan las pelis de superhéroes… pero esta no me ha gustado tanto como esperaba.

No sé si es porque han tratado de abarcar mucho en una sola película o porque simplemente mis espectativas estaban más altas, pero se me hizo lenta y un poco aburrida y me quedé con ganas de que salieran cosas del comic y le dieran mayor importancia a personajes como Tormenta o explicaran algunos hechos.

Os hablo un poco del argumento. Si no sabéis de qué va la película sólo con leer el título, cuidado que puede resultar spoiler.

Los centinelas (máquinas creadas por los humanos para capturar y destruir mutantes, localizándolos por su adn) son una realidad y han llevado el mundo a una guerra que ha destruido tanto a mutantes como humanos. De los pocos mutantes supervivientes, los X-Men consiguen enviar al pasado la conciencia de Logan (Wolverine, Lobezno para los amigos 😆 ) y él tiene la pesada carga de convencer tanto al Profesor Xavier como a Magneto de que lo ayuden a evitar el germen de la guerra.

A partir de aquí uno pensaría que la película debería tener acción por doquier, pero está demasiado dosificada y muy concentrada al final. Lo siento mucho, pero cuando voy a ver problemas de superhéroes, los problemas existenciales de cada uno me gusta que duren poco.

Sólo recomendable para auténticos fans de la saga cinematográfica.

Lo mejor: la escena después de los créditos que me dejó con la esperanza de que la siguiente película sí sea lo que espero.

Un pensamiento en “X-Men: Días del futuro pasado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.