Una de dinosaurios

Jurassic_World_posterHola a todos, ¿estáis aprovechando bien el verano para leer o ir al cine? Yo estoy intentando disfrutar del tiempo libre y el otro día acabamos viendo la nueva de Jurassic Park: Jurassic World.

He de reconocer que me lo pasé bien. No iba con muchas expectativas, porque nunca le pido mucho a una película palomitera y porque en el tráiler-spoiler se veía a un hombre “hablando” con los velocirraptores… sin comentarios, bueno, sí, uno… la idea de que eso fuera parte importante del guión, me echó para atrás. Pero como éramos varios, terminamos entrando en la sala.

La película es exactamente lo que vende ser. Una secuencia tras otra de gente corriendo y agitando sus brazos como cebo de dinosaurio. Nada más. No busquéis más historia, ni profundidad en los personajes… nada. Gente corriendo y agitando sus brazos. Punto final.

Una cosa sin sentido alguno para mí: No irás a correr con tacones, ¿verdad?… y como respuesta, ella se anuda la camisa. ¿¿¿??? Sí, ya sé que es un guiño a cómo vestía la protagonista en la primera película, la original, pero no tiene sentido. Busca otra frase para introducir el cambio en el aspecto, pero que tenga sentido o al menos esté ligerísimamente, de una manera muy lejana relacionada con la secuencia.

A pesar de mi crítica, me lo pasé bien, lo repito. Pero también me obligo a repetir el porqué. Nunca y digo NUNCA pongo el listón alto a este tipo de películas. En realidad no pongo listón alguno, sólo que me entretengan las dos horas que dure y que me hagan pasar un buen rato.

Eso sí, las horas y horas que luego tuvimos en la sobremesa criticándola, eso no tiene precio X-D

Espero el próximo día comentaros algún libro de mi lectura veraniega.

P.D. Tenían que haber contratado a mi amigo Enrique Felipe, que este año ganó por segunda vez consecutiva el premio del certamen “Cuando el roce no hace el cariño” con el corto REFLEJO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.